10 perfiles de personas que obstaculizan la comunicación

marzo 7, 2017 - 8 minutes read

En el tradicional proceso de comunicación, un emisor transmite un mensaje a un receptor y este a su vez envía a aquel la respuesta a la información recibida. Pero a veces ese sencillo proceso no puede efectuarse plenamente por la presencia de barreras que imponen los participantes.

Las barreras en la comunicación, o interferencias, son obstáculos que pueden llegar a distorsionar, desvirtuar o impedir parcial o totalmente el mensaje, y se sitúan entre el emisor y el receptor, cuando ambos están en los mismos campos de experiencia.

A continuación se describen los tipos de personalidad que causan problemas en la comunicación y las técnicas que te ayudarán a interactuar productivamente con ellos dentro de la empresa.

1. El zumbador.

Es el sujeto que usa palabras técnicas en exceso, con un lenguaje rebuscado.

Técnica
No permitas que un zumbador te confunda. Que no te avergüence admitir que no entiendes. Pide a la persona que te explique con claridad y anímalo para que use un lenguaje más común. A su vez, evita la tentación de usar palabras técnicas. Exprésate con sencillez.

2. El asumidor.

Asume, sin bases, que el oyente sabe y, por lo tanto, no logra una buena comunicación.

Técnica
Expresa concreta y claramente lo que necesitas saber. Toma la iniciativa de hacer preguntas y sé persistente. No te conformes con respuestas superficiales; subraya la importancia de compartir información. Agradece cuando los otros tomen la iniciativa de comunicar. Recuerda que los avaros, los reservados, los no enterados y los asumidores emiten pocas respuestas.

3. El anticipador.

Se adelanta a lo que tú dirás, y completa las frases por ti. Frecuentemente se equivoca y elabora conclusiones y frases erróneas, inhibiendo y enfadando al comunicador.

Técnica
Propicia que tus interlocutores se den cuenta del efecto que causan en ti sus actitudes, pero también percátate del sujeto. No aceptes propuestas inapropiadas o groseras. Señala claramente y con firmeza tus requerimientos de comunicación. Si no responden apropiadamente, diles cómo te sientes por ello y discutan sobre maneras más efectivas para comunicarse. Recuerda ser concreto y expresivo cuando trates con sujetos no alertas, distraídos, impacientes y anticipadores.

4. El emocional.

Enmarca su discurso con gestos, ademanes o aumentando el tono de la voz.

Técnica
Para tratar con emocionales toma la iniciativa de reorientar la conversación. No muestres pasividad ni seas inexpresivo; tampoco te pongas a la defensiva añadiendo combustible al fuego. Reconoce la posición de ellos, resumiendo los asuntos clave con interés y haz preguntas con un enfoque positivo. Lleva la conversación de puntos débiles a puntos fuertes, de problemas a soluciones y de fracasos pasados a oportunidades futuras, pidiendo opiniones acerca de los tópicos más positivos. Por último hazles saber que aprecias sus puntos de vista.

5. El viajero.

Su mente divaga durante las conversaciones, tal vez preocupado por sus problemas, o porque no se concentra en lo que se le dice, pero domina ciertas respuestas que hacen parecer que está escuchando.

Técnica
Plantea preguntas que involucren a los demás, no solamente envía información. Después de establecer firmemente cada punto clave, pregunta a tus oyentes cómo se sienten. Trata de averiguar lo que realmente piensan y muestra interés en sus opiniones. Si crees que tu discurso no les interesa, invítalos a participar con sus ideas.

6. El péndulo.

Oscila de aquí para allá, nunca establece un compromiso firme y siempre se fija en las opiniones de los demás. Por lo general, no es buen ejecutivo porque nunca se sabe dónde está.

Técnica
Haz preguntas que exploren los sentimientos escondidos de los demás, no aceptes sus reacciones iniciales. Analiza sus expresiones y trata de resumir lo que dicen; pide que te expliquen por qué se sienten así. Anímalos a establecer una comunicación abierta. No los critiques de inmediato. Cuando interactúes con péndulos, y éstos demuestren sus verdaderos sentimientos, refuérzalos.

7. El rezagado.

Cuando el que habla está en el punto B, el rezagado todavía está en el punto A.

8. El balbuceador.

Murmura  articula las palabras de manera ininteligible y en tono tan bajo que provoca confusión entre sus interlocutores.

9. El filtro.

Solamente escucha lo que le interesa e ignora lo demás.

Técnica
Ante rezagados, balbuceadores o filtros, resume los puntos importantes de la conversación y pregunta si están de acuerdo. También, pide que sinteticen la información fundamental. Así asegurarás un entendimiento mutuo.

10. El temeroso.

No se atreve a expresarse por temor a la reacción de los demás. Por lo general teme el rechazo, el ridículo y la crítica.

Técnica
Las personas temerosas requieren apoyo y estímulo constante. Pregúntales por sus ideas con interés, y aprecia su participación. Ayúdalos a sentir confianza. Ten presente que la comunicación efectiva es un proceso dinámico, por lo tanto:

Por último, no reacciones pasivamente con los malos comunicadores, aquí algunos puntos a considerar:

  • Analiza lo que dicen y no te quedes con dudas.
  • Revisa los puntos fundamentales durante las discusiones y pide a los demás que resuman.
  • Específicamente díles lo que necesitas de ellos.
  • Toma la iniciativa para averiguar lo que saben y lo que necesitan.
  • No asumas.
  • Motívalos a que hagan preguntas.

En Espiral Positiva sabemos que la comunicación es fundamental para el éxito de cualquier organización, es por ello que nos especializamos en formar y capacitar líderes que estimulen una buena comunicación en los equipos de las organizaciones.

RelatedPost

Tags: , , , ,