Lecciones sobre liderazgo y el corazón

noviembre 8, 2016 - 4 minutes read

liderazgo

 

Simon Sinek es autor de interesantes libros (Start With Why / Leaders Eat Last) que abordan el tema del liderazgo de una forma innovadora y práctica. Afirma que el liderazgo es una opción, no un rango dentro de la empresa y que su responsabilidad principal es generar un sentimiento de confianza genuino, no órdenes.

Para Sinek, es líder quien hace sentir seguro al otro, quien está dispuesto a buscar que todos ganen y generar un entorno emocional de confianza y cooperación. Sin dudarlo, asegura, que en este entorno existirá un grupo que colabora y siempre pone al otro antes que uno mismo ya que entiende que el otro haría lo mismo.

A esto le llama “círculo de seguridad”; es donde sentimos que pertenecemos y donde la reacción natural es la confianza y cooperación que permite la protección de los peligros de fuera que no se siempre se pueden controlar. En economía, una empresa no controla la incertidumbre de los mercados, la llegada de nuevas tecnologías o la competencia que busca sacarla del mercado, pero puede controlar lo que sucede dentro: si el líder pone la seguridad de las personas que conforman la organización primero, a pesar del sacrificio de su comodidad o ganancias, hará que ellas se sientan seguras y se sientan que pertenecen. Eso provoca que cosas asombrosas pasen, que todos luchen contra los peligros de fuera y aprovechen oportunidades, con lo que la empresa crece.

Durante la crisis económica de 2008, la empresa Barry Wehmiller perdió 30% de sus ventas de un día para el otro y debía tomar medidas para ahorrar 10 millones de dólares. Bob Chapman, el CEO, decidió que no habría despidos porque él no veía empleados, no veía personas; veía corazones.

Decidió que todos sacrificaran un poco en lugar de que algunos sufrieran mucho y tomó una decisión innovadora: Todas y cada una de las personas dentro de la empresa tomarían 4 semanas de vacaciones no pagadas al año; cada una podía elegir cuándo y no tenían que ser consecutivas. Eso levantó el ánimo entre todos. Algunos empezaron a negociar con sus compañeros: los que podían, tomaron 5 semanas de vacaciones, para que otros tuvieran que sacrificarse menos y solo tomaran 3. La empresa ahorró 20 millones de dólares y la gente cooperaba y trabajaba con ánimo porque se sentía segura.

La clave: el sacrificio. En los negocios tradicionales, se sacrifica a otros para ganar; Sinek invita a sacrificarse uno para que otros ganen. Así, el líder logrará que los demás también estén dispuestos a sacrificarse por uno. Esto creará seguridad. Creará colaboración. Creará confianza.

¿Demasiado arriesgado? ¿Te incomodaría el sacrificio de tus ganancias? ¿Cómo crees que puedes lograr que tus colaboradores te sigan a ojos cerrados? ¿Estarías dispuesto a intentar algo así? Me encantará escuchar tus ideas al respecto.

Te invito a leer más artículos sobre Liderazgo y Cultura que encontrarás en mi blog www.ivettedejacobis.com

Recuerda que el activo más importante que tenemos en la empresa son los Colaboradores.

https://www.ted.com/talks/simon_sinek_why_good_leaders_make_you_feel_safe?platform=hootsuite

Tags: , , , ,