Mi identidad preferida, ¿quién quiero ser?

julio 28, 2016 - 4 minutes read

 

ident

¿Alguna vez has pensado que debías cambiar? ¿Deseaste ser otra persona o sentirte diferente? ¿Quisiste “ser mejor” pero no supiste cómo? Es común escuchar la frase “la gente no puede cambiar”; sin embargo, tal vez el enfoque no es el más atinado. No se trata de cambiar, se trata de evolucionar, elegir ciertos atributos que ya tienes -y que más te gustan- y explotarlos. Se trata de ELEGIR quién queremos ser; elegir nuestra identidad preferida. Elegir la mejor versión de mí mismo.

Es incómodo crecer y evolucionar. Es incómodo trabajar por ser mejor. Es incómodo, pero te llevará al éxito. No lo dudes.

El primer paso es romper con la creencia que te convence de que eres solo tal persona: “soy enojón”, “soy de carácter fuerte”, “soy débil”, “soy tonto” y demás. En ocasiones mantenemos esas etiquetas que, tal vez, alguien nos colocó y ahora las defendemos como parte de nosotros. Rompe con ellas. No permitas que detengan tu evolución.

Ahora, eres como una hoja en blanco, comienza a pensar y a escribir en ella. ¿Cómo quieres que sea tu vida? ¿Cómo quieres ser? ¿A qué quieres dedicar tu tiempo? ¿Dónde quieres centrar tu entusiasmo? ¿Qué personas quieres en tu entorno?

Analiza todo esto y elige tu nueva identidad, tu identidad preferida. Busca ser extraordinari@. Busca ser excelente. Ser excelente es simplemente elegir ser la mejor versión de uno mismo. Competir consigo mismo –no con los demás-, celebrar tus logros, aprender de los errores, usar las propias fortalezas y talentos para explotar el verdadero potencial.

Las herramientas que más te pueden auxiliar son tus valores. Son tu mejor referencia del rumbo que has elegido; están directamente relacionados con quién eres como ser humano y te permiten sentirte bien cuando tus decisiones son congruentes y consistentes con ellos. Haz una lista jerarquizada de los valores, lo que es más importante para ti y actúa de acuerdo a ellos; la satisfacción y felicidad te llenarán.

¿Un toque final? Prioriza tus actividades y tu tiempo. Estudia cuánto tiempo le dedicas a cada una de las actividades que realizas y qué tan satisfech@ estás con ellas, incluyendo las familiares y de recreación o las relacionadas con pasatiempos que te apasionen. Si encuentras que la mayor parte del tiempo lo dedicas a actividades poco satisfactorias, sacúdete un poco. Cambia tu itinerario diario. Haz una cita familiar cada semana y no la descuides. Toma la clase que siempre quisiste y gózala. La clave del éxito está en encontrar un equilibrio en todo lo que deseamos y tenemos que hacer.

Poco a poco, tu nuevo yo, abrirá nuevos senderos de éxito y armonía.

Te invito a que realices este ejercicio; elige tu identidad preferida y comparte conmigo tus resultados. Seguro, tendremos experiencias que intercambiar. ¡Inicia hoy!

Tags: , , ,