Seamos serios: el humor es la herramienta que los líderes necesitan

Mayo 9, 2017 - 3 minutes read

Sé que hablar del “poder curativo de la risa” parece un lugar común, sin embargo, son innegables los beneficios que esta manifestación emocional traen a la vida: acerca a las personas y crea intimidad. Sin duda, además, alivia el estrés, mejora el ánimo y la creatividad y fortalece el sistema inmunológico. Es por esto que te invito a que conozcas cómo puedes usar esta fácil herramienta dentro de tu organización.

La risa es un apoyo en la gestión de conflictos, ya que reduce la tensión cuando las emociones están a flor de piel. Además, suaviza desacuerdos, reduce el estrés y alienta a una comunicación más efectiva, lo que permite fortalecer relaciones de todo tipo.

Los conflictos son una parte inevitable de todas las relaciones y el humor puede ayudar a relajar las cosas y restaurar el sentido de conexión. Si lo utilizas con habilidad y respeto, un poco de humor y alegría pueden convertir rápidamente un conflicto o tensión en una oportunidad para divertirse juntos.

El humor –no el sarcasmo- neutraliza los conflictos ayudando a:

· Interrumpir la lucha por el poder y recuperar la perspectiva.

· Ser más espontáneo, lo que permite ver el problema de una manera distinta y encontrar una solución creativa.

·Estar menos a la defensiva y escuchar las cosas de manera diferente, de tal modo que toleres el aprendizaje de cosas de ti mismo.

·Dejar de lado las inhibiciones y libera nuestras emociones.

En la práctica, necesitas seguir estos consejos para que, todos en tu organización, a prendar a manejar los conflictos con humor:

1.- En la broma deben participar ambas partes, si para una de ellas la broma no es divertida, hay que detenerse inmediatamente. Asegúrate de que la otra parte entienda que es una broma. Antes de empezar a bromear, reflexiona sobre tus motivos, además de considerar el estado de ánimo y el sentido del humor de la otra persona.

2.- No uses el humor para encubrir otras emociones. Es verdad que el humor ayuda a generar resiliencia, pero cuida de usarla como una cubierta para evitar emociones; que no sea un disfraz para dolor, miedo, ira o decepción que no sepas expresar.

3.- Desarrolla un sentido del humor más inteligente a través de monitorear señales no verbales, evitar comentarios mal intencionados, crear “chistes locales”, recurrir a tu lado divertido.

Nunca es demasiado tarde para desarrollar la alegría y sacar tu lado divertido. No necesitas ser todo un comediante y, además, si te sientes incómodo, recuerda que cuando eras un bebé eras naturalmente gracioso. No te preocupes por las reacciones de las otras personas. Puedes volver a aprender a ser divertido.

Fuente: helpguide.org

 

También de recomiendo

Tags: , , , , , , , ,