¿Tú te equivocas? Yo, no

noviembre 1, 2016 - 4 minutes read

smart

Julia Galef, co-fundadora del Center for Applied Rationality de Berkeley, tiene una interesante teoría sobre cómo, para algunas personas, admitir que estuvieron equivocadas es imposible.

¿Te ha pasado? ¿Has estado convencido de algo a pesar de que la evidencia comprueba lo contrario? ¿Has defendido al extremo tu opinión con base en tus propios prejuicios sin escuchar o hacer caso de los razonamientos de otros que explican por qué puedes estar equivocado?

Es algo común, y Julia Galef nos explica por qué.

De acuerdo a los estudios que ella ha realizado por años, las personas tomamos decisiones de acuerdo a una de dos mentalidades: mentalidad de soldado (Soldier Mindset) y mentalidad de explorador (Scout Mindset).

¿Qué características tiene un soldado? El soldado protege y busca acabar con el enemigo. Su motivación -y justificación- para tomar decisiones radica en que sus ideas deben ganar sobre las opuesta. Así, si tienes una mentalidad de soldado tomarás partido, no de acuerdo a la razón, si no de acuerdo a tu conveniencia. Y, más allá, si defiendes algo y existen pruebas que contradicen tu opinión, buscarás razones para atacar esas pruebas y afirmar que no son fidedignas o confiables. Inconscientemente, juzgamos ético o bueno algo que tal vez no lo sea. ¿Por qué? Porque los valores que defendemos son la protección de nuestro equipo y la “destrucción” del opuesto, no importando si somos justos o no.

Por otro lado, tenemos la mentalidad de explorador; y, ¿qué características tiene éste? Busca obtener una imagen completa del paisaje; no importa si ésta resulta incómoda o inconveniente. No pretende que una idea gane o pierda, solo quiere saber lo que está ahí; lo que en realidad existe.

¿Cuáles son los valores que tiene un scout? Es curioso; le da placer tener nueva información, le intriga lo que reta sus expectativas. Es abierto; cree que es una virtud retar las propias creencias y está convencido que cambiar de opinión no lo hace débil. Es centrado; si hay evidencia, tiene la madurez para aceptar que se ha equivocado.

Una persona que desarrolla una mentalidad de explorador, puede tomar mejores decisiones; y desarrollar ésta no tiene que ver con la inteligencia, tiene que ver con los sentimientos.  Si queremos tener mejor juicio no hay que estudiar lógica, retórica o probabilidad, sino que hay que empezar por aprender a sentirse orgullosos ante la posibilidad de rectificar una opinión o una creencia; y, sobre todo, aprender a ser curiosos y sentirnos intrigados, en lugar de estar a la defensiva ante la evidencia de nuestro error.

Piensa en cómo eres. ¿Buscas defender tus creencias no importando nada más o prefieres entender el mundo lo mejor que puedas? Analízate, y decide cómo quieres vivir y relacionarte con tu entorno. ¿Una mentalidad de explorador? No suena mal. ¿Te animas?

http://www.ted.com/talks/julia_galef_why_you_think_you_re_right_even_if_you_re_wrong#t-479223

 

Tags: , , , ,